Cómo calibrar el monitor correctamente [Consejos en Windows]

Cómo calibrar el monitor correctamente [Consejos en Windows]
Rate this post

El monitor de la PC es uno de los componentes más sensibles y por lo tanto debe ser cuidado con mucha atención. Además, es importante que esté bien calibrado para que no cause daños a nuestra visión.

Cómo poder calibrar correctamente nuestro monitor

Muchos de nosotros cuando compramos un ordenador simplemente instalamos los accesorios y nos olvidamos de configurarlos de una manera óptima.

Esto es especialmente cierto cuando se trata del monitor, ya que lo importante es que se vea, sin tomar en cuenta la calidad de la imagen.

Sin embargo, esto no debe ser así, ya que una buena calibración permite que las imágenes y videos se vean mucho mejor, lo que mejora nuestra experiencia de usuario.

Por consiguiente, saber calibrar el monitor es un conocimiento extra que todos necesitamos y que es muy importante.

Para poder obtener un monitor que esté bien calibrado tienes dos opciones, puedes llevarlo con un profesional, o puedes arreglarlo tú mismo.

La ventaja al calibrarlo tú mismo es que te ahorras una cantidad de dinero, y además no necesitas desconectar tu equipo y perder tiempo productivo mientras esperas que lo calibren.

pantalla de calibración Windows 10

pantalla de calibración Windows 10

¿Cómo calibrar un monitor?

Al calibrar tú mismo tu monitor lograrás que la imagen mostrada sea de una excelente calidad, sin embargo, no es seguro que obtengas los mismos resultados que si lo hiciera un profesional.

Pero no te preocupes, al seguir estos simples pasos harás que tu monitor se vea de una mejor manera superando las configuraciones predeterminadas de fábrica.

Antes de comenzar debes asegurarte de tener la iluminación apropiada, es decir no recibir reflejos por causa de luz directa ni tampoco estar a oscuras.

Además, debes saber cuáles son los controles del monitor, los cuales pueden estar ubicados en el teclado, en el panel de control o en el propio monitor (normalmente en su parte inferior).

Empezando a calibrar en Windows:

  1. Enciende el monitor media hora antes de comenzar para que aumente su temperatura
  2. Establece la resolución del monitor a tu manera predeterminada.
  3. Si tienes instalado Windows, ve a Configuración y luego Visualizar.
  4. Luego, haz clic en Configuración avanzada de pantalla.

Una vez allí debes seguir las instrucciones que te presentará Windows, ya que te guiará por el proceso por medio de un asistente de calibración. En el Panel de Control aunque vamos a buscar y escribimos “Calibración de color de la pantalla” y nos aparecerá el asistente. El asistente nos dirá en que monitor, después de elegir empezaremos la calibración.

En este asistente te indicará como debes de ver ciertos patrones, como son: puntos negros sobre rayas, o difuminar ciertos colores… Es sencillo, y cualquiera puede realizar dicho proceso.

El asistente nos dirá sobre que nos parece las muestras presentadas (cuál vemos de la manera más correcta). Así obtendrá los datos necesarios para realizar el calibrado, y poder ajustar el monitor a nuestras necesidades visuales. La calibración solo nos tardará unos segundos, y veremos claramente la comparación.

Calibración por software

Si no deseas hacer esto, puedes descargar un software gratuito de calibración, y sigue las instrucciones que te indican.

Estos softwares son Calibrize, Quickgamma y E-lux, los cuales son muy efectivos, y solo tendrás que seguir unos pocos pasos.

Es importante destacar que la mayoría de estos softwares gratuitos solo están disponibles para Windows, por lo que los usuarios de Mac OS la tendrán un poco más difícil.

Calibración por hardware

Y si puedes hacer una pequeña inversión, puedes probar hacer la calibración por medio de un dispositivo calibrador, el cual va conectado al ordenador mediante un puerto USB.

Este dispositivo calibra y ajusta a la perfección la imagen mostrada en la pantalla sin necesidad de que tengas que ajustarlo tú mismo.

Sin embargo, estos dispositivos no son para nada económicos, aunque es una solución ideal si quieres obtener un resultado casi profesional.

También es cierto que dependerá del monitor, no es lo mismo uno de un gran centro comercial que un monitor profesional.

Si realizamos una fotografía con el espacio de color RGB, un monitor normal será capaz de llegar a cubrir un pequeño porcentaje de color. Un monitor normal de uso informático, no llegará a ser capaz de reproducir la gama de colores que puede tener uno de uso fotográfico o de diseño.

El monitor profesional nos da el dato del porcentaje de Adobe RGB que puede reproducir, esto es importante conocerlo. Este tipo de monitores es imprescindible tener un calibrador para sacarle el mayor rendimiento.

calibrador profesional

calibrador X rite

Estas son las diferentes opciones que tienes para poder optimizar el rendimiento de tus juegos, pudiendo verlos con mayor realismo.

Recuerda que también en diferentes Windows podrás guardar diferentes perfiles de calibración. Con ello conseguirás tener un pérfil para el trabajo, otro para juegos, etc.

¡Si tienes alguna duda sobre como calibrar tu monitor, puedes dejarlo en los comentarios del artículo! Nos vemos pronto.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta