Historia de la perforadora de papel

Historia de la perforadora de papel
Rate this post

Seguramente pudiste notar que hace unos días Google le dedico su doodle diario a esta herramienta que todos conocemos, y algunos se quedaron preguntando el porqué. La historia de la perforadora de papel es poco conocida, pero no por ello nos olvidamos de su gran utilidad en diversos aspectos. Si deseas saber más sobre los orígenes de este invento, continúa leyendo.

Origen de la perforadora de papel

Puede parecer una tontería, pero este tipo de inventos ha ahorrado mucho tiempo, y por tanto mucho dinero a las empresas en todo el mundo.

La perforadora de papel se trata de un invento creado por los alemanes que consiste en accionar una palanca bastante larga que acciona un par de cuchillas con forma circular, haciendo suficiente presión para conseguir perforar hoyos en un trozo de papel, y este año google decidió conmemorar su aniversario número 131.

No tiene un mecanismo demasiado complejo, pudiendo ser usado por cualquier persona, incluso niños, ya que las cuchillas resultan bastante seguras.

Su función principal era ayudar a mantener el orden al almacenar todo tipo de papeles y documentos. Si bien hoy en día gracias a los ordenadores y dispositivos móviles se pueden tener registros virtuales, aun se puede usar este aparato para decoraciones y DIY.

Algo admirable que puede destacarse de este aparato, es que a pesar de los avances tecnológicos que existen en la actualidad, y de que han salido al mercado diferentes modelos, el funcionamiento de las perforadoras de papel no ha sido alterado en lo más mínimo a pesar de tener más de un siglo de vida.

perforadora de papel

¿Por qué tener una perforadora de papel?

El tiempo ha pasado, tanto como 100 años, y los avances en tecnología, y los documentos en formato digital hacen que algunos accesorios pasen a un segundo plano.

A simple vista no parece necesario tener una de éstas, pero realmente son imprescindibles en cualquier hogar y oficina. Pues aún en la actualidad existen muchos documentos que deben ser archivados en físico, y este artilugio resulta muy útil en este cometido.

Son muy fáciles de ubicar en cualquier espacio libre del escritorio, vienen en diferentes tamaños y materiales, dependiendo del uso que se le vaya a dar, si es constante y con papeles demasiado gruesos, lo mejor es optar por uno de metal, que puede ser algo pesado pero muy resistente, por el contrario, si el uso es ocasional, con muy pocas cantidades de papel se puede conseguir alguno con materiales más ligeros.

Tipos de perforadoras de papel

Existen diferentes tipos de perforadoras, las más comunes son las de dos circunferencias, perfecto para guardar directamente en una carpeta y documentar en un lugar seguro. Sin embargo, éstas pueden contar con medidas diferentes, el tamaño estándar, el más habitual en la mayoría de los países es el ISO 838, con las excepciones de México, EEUU, Suecia y Canadá que cuentan con características propias.

Las perforadoras también pueden ser individuales, es decir, que realicen solo una perforación a la vez, esto puede ser una ventaja si se cuenta con formatos variados para su archivamiento. Entre los modelos más recientes, se encuentran los que tienen figuras creativas e interesantes, pensadas como una forma de innovar y poder llegar a distintos públicos, estos sirven para decorar cuadernos, libretas, y para hacer diversas manualidades.

Pues ya que conoces algo más de este accesorio de oficina. Puede que las perforadoras de papel hayan quedado desplazadas con el paso del tiempo, no se suele hablar mucho de ellas, pero nadie puede negar su gran importancia en diversos ámbitos. ¿Crees que habrán llegado a su fin en la era digital?

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta